Ciudad de México.-  Doña Irma Reyes entregó a Mario " N" a la policía junto con su esposa Gladis Giovana "N" por el presunto asesinato de la pequeña Fátima, lo que causó admiración a miles de internautas que rápidamente la volvieron tendencia nacional en Twitter. 

“Así fuera mi hijo, soy mujer, fui violada, tiene que haber justicia, no tiene que quedar esto impune, yo no quiero lucrar, sólo quiero que se haga justicia”, señaló en una entrevista con el noticiero Telediario. 

NOTA RELACIONADA: Tía de Mario ‘N’ fue quien los denunció ante las autoridades por su crimen

La mujer señaló que no lo hizo por la recompensa de dos millones de pesos que las autoridades habían prometido a quien diera detalles del paradero para ubicarlos y aprehenderlos.

Detalló que se encuentra preocupada ya que no cuenta con recursos de protección y teme represalias. 

Durante la tarde, un convoy de seguridad arribó a la Fiscalía Antisecuestros ubicada en la alcaldía Azcapotzalco,  con la pareja Giovana y Mario, presuntos implicados en el feminicidio de la niña Fátima. 

Al llegar la pareja, un grupo de manifestantes gritaban consignas de odio a la pareja quienes viajaban a bordo de camionetas blancas. 

Las autoridades les practicaron exámenes médicos a los detenidos, de quienes la mañana de este viernes se obtuvieron las órdenes de aprehensión en su contra. 

NOTA RELACIONADA: Buscarán pena máxima para presuntos feminicidas, dice Sheinbaum

Con la finalidad de ser puestos a disposición de un juez de control en la capital, que ordenó su internamiento en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente y el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla. 

Ambos habían sido puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, en el municipio de Atizapán de Zaragoza y fueron aprehendidos por elementos de la Policía de Investigación (PDI). 

TAGS EN ESTA NOTA: