Gracias a nuestra cercanía con Estados Unidos, la meca del capitalismo, México siempre ha sido uno de los primeros países de latinoamérica en adoptar las tendencias que se posicionan en la primera potencia mundial. Una de las más importantes de la últimas décadas es nada más y nada menos que el comercio electrónico.

Sin embargo, el 2020 tomó un giro inesperado cuando una enfermedad surgida en China, el Covid-19, se expandió por todo el mundo y cambió la vida de miles de millones de personas. La cuarentena y el aislamiento se volvieron parte del día a día, e Internet se convirtió en un canal de comercio para las masas, algo que no había logrado en años de crecimiento.

Ante este fenómeno son muchos los que se preguntan cómo es el consumo digital en el 2020 y cómo podemos aprovecharlo. Aquí brindamos algunas respuestas:

¿Quién es el comprador moderno?

De acuerdo a distintos reportes, el internauta mexicano pasa cerca de 8 horas diarias en Internet (realizando actividades variadas), al menos la mitad de estos ha comprado a través de Internet, y el 60% de estos últimos ha comprado productos en el extranjero. Se estima que son personas con edades comprendidas entre 15 y 50 años, 50% y 50% mujeres.

Durante la pandemia, se estima que cerca de la mitad de los consumidores ha tenido la intención de gastar menos dinero en el futuro próximo, 26% de gastar igual, y apenas el 25% estima incrementar sus gastos. La mayoría de los compradores (64%) comprará a través de canales virtuales y físicos, 36% comprará solo en tiendas, y 13% comprará solo por Internet.

Quien vea el e-commerce como negocio, más que como una herramienta para encontrar precios competitivos de forma rápida y cómoda, debe tener una visión clara sobre este nuevo consumidor, sus necesidades y su capacidad de pago. Lanzar un producto no esencial, de precio alto, y a un consumidor de ingresos promedio puede ser un fracaso garantizado.

¿Cómo se compra en la actualidad?

Un reporte especial realizado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) sobre el consumo durante la pandemia revela que cerca del 56% de los entrevistados ha visto una caída en sus ingresos periódico, lo que tiene un efecto directo en los productos que compran, tanto en físico como por Internet.

Se sabe que las comprar de bienes básicos (súper) se triplicaron, con los alimentos, los productos de limpieza y cuidado del hogar siendo los más demandados. Sin embargo, la industria farmacéutica, la electrónica, la mueblería y la moda también lograron mostraron un incremento en la demanda.

La clave para competir contra los marketplaces

Según el Barómetro de la Industria del Retail, un estudio elaborado por la firma GS1 y la consultora Pysma, los mexicanos optan por los marketplace, como Amazon y Mercado Libre para realizar sus compras Online, principalmente porque casi el 30% de las pymes mexicanas no cuenta con una tienda propia.

Aunque muchas empresas vendan sus productos directamente a través de estas plataformas, la realidad es que se trata de una oportunidad perdida, no solo en cuanto a ventas, sino también de posicionamiento en el mercado, el top of mind de los consumidores, y el alcance que tienen de cara a posibles ventas internacionales.

Si bien estas empresas tienen un alcance masivo y un músculo financiero significativamente superior al de las pymes locales, con tan solo crear una tienda online ya estarás compitiendo, y al optimizarla podrás comenzar a atraer consumidores que bajo otro contexto irían directamente a un marketplace.

¿Cuál es el proceso para vender por Internet?

Comenzar a vender por Internet no es un proceso sencillo, sin embargo, es mucho más accesible que adentrarte en metodologías de ventas más "tradicionales". Inicialmente debes elegir el producto que vas a vender, crear una marca (su nombre, imagen, comunicaciones), buscar proveedores y alianzas para la producción, realizar la planificación logística (almacenamiento y envíos), y realizar todos los esfuerzos referentes al mercadeo.

También debes determinar dónde montar una tienda Online, ya que en la actualidad no tienes que hacer todo de forma independiente porque cuentas con empresas especializadas en e-commerce que te brindarán todas las herramientas necesarias para crear un negocio rentable, desde bases teóricas y asistencia personalizada, hasta herramientas de trabajo y plataformas modernas.

Lógicamente el proceso no será tan sencillo como lo explicamos, ya que hablar sobre la creación de una tienda online puede tomar decenas de artículos, cada uno explicando un aspecto distinto, sin embargo, con estos puntos puedes comenzar a formarte una idea sobre lo que necesitarás para emprender bajo esta modalidad.

Ahora que conoces un poco más sobre el comercio digital en nuestro país, ¿qué piensas hacer, crear tu propia tienda Online, o investigar las opciones de consumo para conseguir los mejores precios en tus productos favoritos? La decisión está en tus manos, así que sigue informándote sobre este importante canal de ventas y lo que puede ofrecerte de cara a los próximos meses.

TAGS EN ESTA NOTA: