Por Francsco X. López

En el mundo de los cómics de súper héroes existen personajes a los cuales no se les puede permitir morir, su importancia y su capacidad de vender ejemplares les convierte en inmortales.

Irónicamente uno de ellos es Fénix, quien haciendo honor a su nombre, cumple regularmente un ciclo de muerte y resurrección siempre que se necesita atraer lectores.
Desde su presentación en 1976, la Fuerza Fénix se posicionó como uno de los personajes más importantes de Marvel Cómics, llevando a los Hombres X a la cima de las ventas con una de las historias más memorables de la historia.

En un principio fue un elemento que permitió agregar más poder y drama a las historias, pues durante casi tres años apareció de forma más o menos regular hasta que en 1980 se presentó en toda su magnitud como una fuerza primordial, capaz de destruir planetas con la mayor facilidad y permitiendo la integración de los mutantes en un universo lleno de civilizaciones alienígenas y fuerzas cósmicas.

La transformación de Jean Grey en Phoenix y luego en Dark Phoenix se ha adaptado y reinterpretado varias veces, no sólo en el cómic, también en las series animadas e incluso ha sido el cierre de dos etapas fílmicas del universo mutante.

La importancia de esta historia va más allá de la creación de un villano; estriba en el génesis de un recurso narrativo que desde entonces ha alimentado las series de los Hombres X durante cuatro décadas y se ha imitado quizás hasta el limite: El héroe corrompido, devorado por su propio poder y que debe enfrentar las consecuencias de sus actos.

Así vemos como la inocente adolescente se transforma en una mujer segura de sí misma, asertiva y poderosa para posteriormente convertirse en una amenaza para el universo entero; vemos como sus compañeros se enfrentan al dilema de distinguir entre su amiga y el enemigo.

Fénix murió, pero los creativos, los editores y los fans se han negado a dejarla morir convirtiéndola en un cliché, en una historia que se repite en esencia, y a la cual sólo se le van agregando elementos para mantener el interés de los fans.

El Profesor X, Cíclope, Tormenta, Wolverine y hasta el Hombre Araña han sido alguna vez los portadores de la Fuerza Fénix en una variedad de tramas en las cuales se presenta el mismo esquema de renacimiento y muerte con pocas consecuencias reales.

La semana pasada se estrenó Dark Phoenix, la última cinta de los mutantes realizada por Fox Pictures y que no dejó satisfecho a casi nadie, recibiendo malas críticas tantos de los medios como del público. Con Disney tomando el control de lo personajes habrá que esperar cuanto tiempo le toma a los Hombres X regresar a la pantalla grande y saber si una vez más Fénix volverá para unir a los héroes en una nueva batalla.

Tal vez, la tercera sea la vencida.

Imagen de francisco.lopez

Francisco Xavier Lopez Martinez


Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México


También te puede interesar