¿Extraterrestres disfrazados entre nosotros? Esto sugiere un estudio de Harvard

Extraterrestres

Cambridge.- Un reciente estudio de la Universidad de Harvard ha sorprendido a la comunidad científica al sugerir que los extraterrestres podrían estar viviendo entre nosotros, ya sea disfrazados de humanos o escondidos en una base dentro de la Luna. La investigación, llevada a cabo por el programa de la Universidad de Harvard para el Florecimiento Humano, también plantea que los objetos voladores no identificados (OVNIs) podrían ser naves espaciales visitando a estos extraterrestres en la Tierra.

El estudio explora la fascinante hipótesis de los "criptoterrestres", seres que podrían formar parte de civilizaciones avanzadas que han evolucionado en la Tierra de manera paralela a la humanidad. Los investigadores barajan la posibilidad de que estos criptoterrestres sean descendientes de dinosaurios inteligentes, seres del futuro que han regresado en el tiempo, o incluso entidades que han adoptado formas humanas para ocultar su verdadera identidad.

Según el estudio, estos seres avanzados podrían haber encontrado formas de esconderse en el subsuelo terrestre o en lugares remotos, coexistiendo en secreto con la humanidad. Esta teoría, aunque exótica y especulativa, se fundamenta en la idea de que ciertos avistamientos de OVNIs y fenómenos anómalos no identificados (UAP, por sus siglas en inglés) podrían ser indicativos de la presencia de estos criptoterrestres.

"Es posible que estos seres hayan elegido permanecer ocultos por razones que aún desconocemos, utilizando tecnología avanzada para mimetizarse con los humanos o residiendo en bases subterráneas o incluso en la Luna", afirma el informe de los académicos de Harvard.

El estudio también destaca la creciente atención que los avistamientos de OVNIs han recibido en la última década, particularmente después del testimonio del ex oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, David Grusch, quien afirmó ante el Congreso que el gobierno estadounidense ha recuperado naves espaciales extraterrestres como parte de un programa secreto de recuperación de OVNIs.

Aunque la hipótesis de los criptoterrestres es altamente especulativa y es probable que sea recibida con escepticismo por muchos en la comunidad científica, los investigadores de Harvard insisten en que merece una consideración seria y abierta. "Los fenómenos anómalos que hemos observado son lo suficientemente extraños como para requerir explicaciones poco convencionales", señalan los científicos.

El estudio concluye sugiriendo que la búsqueda de comprensión sobre estos fenómenos debe mantenerse sobre la mesa, abordándose con una mentalidad de humildad y apertura epistémica. "Puede ser extremadamente improbable, pero no por ello debemos descartarlo sin una investigación exhaustiva y sin prejuicios", reza el informe.

Este estudio de Harvard promete abrir un nuevo capítulo en la exploración de fenómenos inexplicables y en la búsqueda de posibles civilizaciones avanzadas que puedan estar compartiendo el planeta con nosotros de formas que apenas empezamos a imaginar.