Invalidan acusación de abuso sexual contra Till Lindemann, líder de Rammstein

Till Lindemann

Berlín.- Los abogados del Till Lindemann, líder de la banda alemana Rammstein, aseguraron este miércoles que la investigación de la policía lituana por las acusaciones de abusos sexuales vertidas por una joven irlandesa en un concierto en Lituania tras haber sido presuntamente drogada apunta a que carecen de fundamento.

Según un comunicado de Schertz Bergmann Abogados, los documentos de la investigación de la policía de Vilna, a la que ha tenido acceso el representante legal lituano de Lindemann, "aportan nuevas pruebas que invalidan aún más la acusación" de la norirlandesa Shelby Lynn de haber sido drogada en el concierto de Rammstein en la capital lituana.

Lynn había afirmado en redes sociales que le habían mezclado drogas en la bebida en el concierto de Rammstein en Vilna el 22 de mayo de 2023 y habían abusado físicamente de ella mientras estaba inconsciente, lo que desencadenó una oleada de indignación y de alegaciones similares por parte de otras mujeres.

Los abogados de Lindemann citan el documento de archivo del caso, según el cual la propia demandante confirmó que "consumió y mezcló diversas bebidas alcohólicas, incluidas bebidas fuertes" durante el concierto y que "de sus propias declaraciones se desprende que se trataba de una cantidad considerable".

Asimismo, el documento policial recoge que a la mañana siguiente, Lynn llamó una ambulancia a su hotel tras quejarse de dolor abdominal, náuseas, vómitos y dolor y pidió que se le realizara un test para comprobar si se habían mezclado sustancias en su bebida.

Con la policía se acordó que una de las dos asistentes al concierto que visitaron a la joven al día siguiente en el hotel comprara un test en la farmacia y comunicara posteriormente a las fuerzas del orden el resultado.

La policía no fue informada, pero según el testimonio de la testigo, la prueba fue realizada y dio negativo, a excepción de niveles de THC (cannabis).

Según los abogados, todo apunta a que las lagunas de memoria descritas por la demandante y las lesiones que alega "se deben a su propio consumo de una amplia variedad de bebidas alcohólicas y cannabis".

Al mismo tiempo, los abogados señalan que el positivo por cannabis es relevante también en el proceso de Lindemann ante la Audiencia Provincial de Hamburgo contra el semanario "Spiegel", que además de escribir de las acusaciones de la joven norirlandesa, informó también de otras en la misma línea vertidas por una mujer identificada como "Zoe", y que todo apunta a que es la misma mujer que adquirió el test de drogas para Lynn.

No obstante, en la declaración jurada de "Zoe" presentada por el semanario ante el tribunal, no hay alusión alguna a un positivo en un test de drogas, y, según los abogados, se ha omitido parte del documento, ya sea por parte de la misma testigo o manipulado por "Spiegel".

La investigación contra Lindemann fue archivada el 22 de junio del año pasado por la policía de Vilna por falta de pruebas de la comisión de delitos penales.

EFE