La próxima semana se decidirá si desestiman cargos por homicidio involuntario a Alec Baldwin

La petición del actor Alec Baldwin para que se desestimen los cargos por homicidio involuntario que se le imputan en el caso de la cinta 'Rust' se decidirá la próxima semana, anunció este viernes la jueza Mary Marlowe Sommer tras la celebración de una visita virtual.

La audiencia se llevó a cabo sin la presencia de Baldwin, a quien se le acusa de homicidio involuntario por el asesinato de la directora de fotografía Halyna Hutchins en 2021 durante el rodaje de 'Rust', de la que también era el productor.

El intérprete, que sigue defendiendo que nunca apretó el gatillo, presentó el pasado 9 de mayo dos nuevas peticiones para que se anule la acusación. De no ser aceptada su solicitud, se enfrenta a 18 meses de cárcel y una multa de miles de dólares en el juicio que está previsto que comience el 9 de julio en Santa Fe, Nuevo México (EE.UU.).

El equipo de defensa de Baldwin argumentó este viernes que la fiscal a cargo de la investigación actuó "de mala fe" al no presentar pruebas suficientes al gran jurado y que lo instruyó indebidamente antes de acusar al actor.

También, indicó que no hubo una intención de su parte para facilitar el contacto del jurado con los testigos, algo que fue cuestionado por la jueza Marlowe Sommer a la fiscal Kari Morissey, quien aseguró que sus actos estaban siendo "tergiversados" por el equipo del actor.

"No voy a sentarme aquí a que me llamen mentirosa", expresó Morissey al responder a los argumentos de los abogados de Baldwin, Alex Spiro y Luke Nikas.

Los fiscales acusaron originalmente a Baldwin en enero de 2023, pero desestimaron los cargos en abril para realizar una mayor investigación, después de que la defensa planteara dudas sobre si el arma de Baldwin funcionaba correctamente.

En enero de 2024, los fiscales especiales volvieron a presentar cargos contra el actor después de recibir un nuevo análisis del arma que terminó con la vida de Hutchins, que encontró que las armas de fuego de ese diseño podrían dispararse sin apretar el gatillo, solo si se aplicaba fuerza al martillo.

En marzo, la armera del filme, Hannah Gutierrez-Reed, fue declarada culpable de homicidio involuntario y sentenciada a 18 meses en prisión. Esta semana, la mujer presentó una moción en la que pide salir en libertad.