compartir en:

 

El embajador turco, Hakan Tekin, informó que hace unas horas un avión de su país se estrelló en una zona montañosa de la ciudad de Isfahán, Irán, dando como resultado la muerte de 11 personas: once mujeres y tres miembros de la tripulación. 

La nave, que volaba de los Emiratos Árabes Unidos a Estambul, transportaba a Mina Basaran, de 28 años, que había ido a festejar su despedida de soltera con sus amigas e iban de regreso a su hogar.

En anteriores días la chica estuvo subiendo fotos a su Instagram, de su viaje a Dubái y su celebración.  

Mina era hija un hombre rico de negocios de Turquía, Huseyin Basaran, dueño del grupo comercial Basaran Holding, organización en la que ella tenía un puesto ejecutivo y de donde provenía el avión del accidente.

Tekin explicó que los equipos de rescate de Irán se encontraban  trabajando, pero que no les era fácil llegar a la zona del accidente. Información que fue confirmada por la agencia oficial IRNA.

Por otra parte, la agencia de noticias iraní Mizan comunicó que aldeanos cercanos al lugar del accidente aseguraron que vieron llamas provenientes del motor poco antes de que el avión se estrellara.

Los funcionarios del aeropuerto internacional de Sharjah, lugar del que despegó el avión, a través de la agencia que maneja sus relaciones públicas, declinaron la invitación a hacer algún comentario sobre el accidente.

Hasta ahora,  la empresa Basaran Holding ni el padre de Mina han dado declaraciones al respecto. 

TAGS EN ESTA NOTA: