El turismo no volverá a ser como antes: urge reinventarlo

Por Moris Beracha

Luego de la pandemia, el turismo ya no volverá a ser como antes. Por algunos años nos olvidaremos de las grandes concentraciones de personas en parques y diversas atracciones turísticas mundiales. Los museos, parque de diversiones, conciertos y otros multitudinarios centros de recreación y esparcimiento, así como cruceros, buses y aviones con los cupos totalmente llenos, serán cosa del pasado…

El COVID-19 vino a cambiarlo todo. Y entre ello la actividad turística, que ha sido la más perjudicada a nivel global.  Las pérdidas son incalculables, sobre todo para una gran cantidad de países que tanto en América, como en Europa, generaban un importante porcentaje de sus ingresos por vía del turismo. Lugares en los cuales cambiaron todas las condiciones de subsistencia de la noche a la mañana.

Y atendiendo a los cambios que supone la llamada “nueva normalidad”, el secretario general de la Organización Mundial de Turismo, Zurab Pololikashvili, hizo una interesante reflexión. Señaló que su visión para reinventar el turismo “se basa en mantener una coordinación firme entre todos los actores del sector, que garantice que construyamos el futuro de manera sostenible, responsable y resiliente, fomentando nuevos modelos innovadores en todo el mundo para la creación de millones de nuevos empleos”.

De acuerdo con el vocero de la OMT, la confianza es uno de los elementos clave para volver a recuperar parte de la movilidad perdida como consecuencia de la crisis sanitaria, y del temor que tienen los viajeros con respecto a su salud. “Los actores de los sectores público y privado deben trabajar juntos para generar confianza”, indicó. Recalcó que la cooperación es fundamental y que los destinos tradicionales continuarán siendo visitados por los turistas, ya que prefieren seguir yendo a lugares ya conocidos.

Al referirse al tema de las vacunas destacó que, aunque son una gran noticia, “de por sí solas no reactivarán la actividad en el sector”. Estas, según su opinión, deben ir acompañadas de pasaportes de salud. Sobre las decisiones de suspender o reactivar restricciones de viajes, dijo que estas deben ser consensuadas, pues que se corre el riesgo de “socavar la confianza y hacernos retroceder”.

Desde todo punto de vista, la actividad turística debe ser rediseñada, sujeta a nuevos estándares y a procurar que, en todo momento, los usuarios se sientan seguros y protegidos en todos los aspectos: salud, ámbito jurídico. Para ello, la OMT está promoviendo un código internacional para la protección de los turistas, que otorgará más derechos a los viajeros, si sus viajes se ven afectados por circunstancias extremas. 

Sin duda alguna, las condiciones serán diferentes y la OMT debe garantizar en todo momento la redefinición de una actividad que como la turística tiene que adaptarse a estos tiempos y a los que están por venir. 
 

Edictos