Por Ricardo Ortiz Esquivel

21 de noviembre de 2018

 

A lo largo de los años han pasado cientos y miles de migrantes centroamericanos por nuestro país para poder llegar a suelo estadounidense, algunos han hecho su traviesa en “la bestia”, a pie, piden un “aventón” o se van en autobús(todo acorde a sus posibilidades). Se nos hacia tan común ver en las ciudades a los “hermanos centroamericanos” pedir dinero y dormir en la vías del tren para seguir su travesía a la frontera norte, pero hoy en día toda la percepción que se tiene sobre el migrante centroamericano es completamente diferente; todo esto tiene que ver con las 6 caravanas migrantes que están en México desde el 19 de octubre.

Este es un tema en el cual se envuelve la moral y realidad, muchos critican a las caravanas y se les compara como los Trump mexicanos, otros las apoyan y hablan de tener “hermandad” y un buen corazón con todos nuestros “hermanos del sur”. 

Recientemente, se ha empezado a utilizar el termino xenofobia mexicana en columnas y revistas políticas, pues es ya tanto el odio que han creado los grupos centroamericanos, que los mismos mexicanos actúan como lo hace Trump y sus seguidores en contra de nuestros paisanos que se encuentran en el otro lado. Podemos decir que no tenemos la moral como mexicanos de hablar mal de las caravanas,pues todos tienen derecho a emigrar y buscar nuevas oportunidades, pero la forma violenta, las exigencias pedidas y tanto llamar la atención en las organizaciones mundiales y prensa, han hecho que el pueblo se harte. El mexicano promedio está bastante enfadado con toda esta problemática, pues cree que el gobierno no ha hecho lo necesario para frenar a los más de 10,000 migrantes que están en territorio nacional. Las caravanas se encuentran dispersas y el objetivo final es llegar a cualquier punto fronterizo, en especial: Tijuana. 

Seamos sinceros, los únicos culpables de todo esto es el gobierno saliente. Desde la primera caravana se tuvo que haber regulado el flujo de personas que entran al país, resguardar no solo el puente internacional, sino también todo un perímetro que cubriera el río Suchiate. 

La xenofobia no viene porque son de Centroamérica, sino por el apoyo exagerado que es pagado por los impuestos de los mismos mexicanos, y el cual no es dado a los indígenas desplazados en Chiapas o a la gente damnificada en Nayarit( hay muchos más, no acabaríamos). Existen videos donde se quejan de la comida, tiran la ropa, no les gusta una cosa u otra, ¿es necesario tener que apoyar a todos aquellos malagradecidos y pagar los platos rotos de los gobiernos centroamericanos?

 

La CNDH es un órgano que sirve para dos cosas en nuestro país: defender a los criminales y para solo ser hipócritas( siento que no soy el único en pensar esto).

Hemos visto que dicha comisión condena la xenofobia y el maltrato que los mexicanos están dando a los visitantes, pero no ayudan a llegar a un acuerdo o resolución para acabar con esta problemática. Si tanto les interesa defender los derechos humanos, ¿por qué no ayudan a los indígenas de Chiapas, a las personas que han sido víctimas del crimen organizado o las personas que de verdad necesitan una protección para defender sus derechos como seres humanos?

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos debería ponerse en verdad a trabajar y no solo apoyar a las caravanas, sino también a los nuestros. ¿Por qué tanta hipocresía? 

¿Acaso los mexicanos tienen la culpa y deben ser regañados-tachados como xenófobos o racistas, cuando los que han provocado todo eso han sido los mismos grupos migrantes? piensen un poco…

 

Por el momento no hay una clara solución al tema, estamos a unos cuantos días de que empiece su presidencia AMLO y lo único que sabemos es, que se seguirá apoyando a los migrantes centroamericanos con visas de trabajo y facilidades en general para establecerse ya en México. 

Los primeros choques ya se dieron en el norte y estoy seguro que próximamente se darán en toda la república si no se regulariza el flujo masivo de migrantes. 

Las autoridades piden entrar al país de manera ordenada y legal; si se requiere pedir refugio o asilo, entonces se pide que se realice el procedimiento debido. Algunos están varados en Chiapas, otros en el centro del país y otros no sabemos en dónde ya se encuentran. 

¿Cuántas caravanas más entrarán a México? ya mejor le paro hasta aquí…

 

Imagen de ricardo.ortiz

Ricardo Ortiz Esquivel

Opiniones de política internacional y mexicana.