compartir en:

 

MADRID.- El Real Madrid sufrió una nueva derrota por 1-0, esta vez en Vallecas ante el necesitado Rayo, con lo que entregó virtualmente el segundo puesto al Atlético de Madrid, mientras que Getafe, Sevilla y Valencia, los aspirantes a la próxima Champions League, cayeron derrotados.

El día en el que matemáticamente había certificado su presencia en la Liga de Campeones 2019/2020 tras la derrota del Sevilla, el conjunto de Zinedine Zidane tuvo otra actuación gris, de la que se benefició la escuadra vallecana en su angustiosa pelea por sobrevivir .

Un penalti de VAR de Jesús Vallejo, transformado por Adrián Embarba, otorgó un resultado imprescindible e histórico a los de Paco Jémez, que abandonaron el farolillo rojo pero no obstante tienen la salvación muy lejos, a seis puntos del Girona y el Levante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los Boston Celtics “asaltan” Milwaukee y se adelantan en semifinales del Este

El Real Madrid, que no conoce la victoria lejos del Santiago Bernabéu desde la vuelta de Zinedine Zidane, demostró que está languideciendo desde que perdió todas las opciones al título. Y sin el francés Karim Benzema, baja por lesión, aún más.

Todos los recursos a los que recurrió el técnico francés fueron en vano. Si había alguna opción a que el Real Madrid peleara por el subcampeonato, se ha desvanecido. Tiene al Atlético a nueve puntos.

A su vez, ninguno del trío de equipos que ansía la cuarta plaza y la consiguiente clasificación para la Liga de Campeones consiguió vencer, con lo que todo sigue igual, con el Getafe y el Sevilla igualados y el Valencia a tres puntos.

Cronológicamente, el Valencia fue el primero en sucumbir, en su caso ante el Eibar en Mestalla (0-1); le siguió el Sevilla en Montilivi ante el Girona (1-0); y cerró el Getafe en Anoeta, donde perdió con la Real Sociedad (2-1).

Charles, que había reemplazado a Sergi Enrich a diez minutos del final, premió con un tanto en la prolongación el buen partido del Eibar, que había sido, en líneas generales, superior a los valencianistas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Pumas y Toluca empatan y el VAR influye en el resultado en CU

La derrota parecía suponer casi un adiós definitivo a las opciones del cuadro de Marcelino García Toral, pero no fue así y sus rivales se las concedieron a continuación.

El Sevilla volvió a mostrar la cara gris de sus desplazamientos en Montilivi, donde el Girona no había ganado en sus once anteriores encuentros como local, media docena de meses sin conseguirlo, lo que le había abocado a los puestos de descenso.

El equipo de Eusebio Sacristán, quizá por esa necesidad de supervivencia, mostró más ambición y tuvo el acierto de Pere Pons y el goleador Portu en la acción del tanto que a la postre fue definitivo.

Supo el Girona resguardar su ventaja y hacerse con tres puntos determinantes para respirar y salir de la zona roja -tiene dos de margen respecto al Valladolid-, y no supo el Sevilla hacerse acreedor a sacar algo positivo.

Para no ser menos, el Getafe también salió de vacío de Anoeta. Desaprovechó las derrotas de valencianistas y sevillistas, aunque sigue siendo el que depende de sí mismo. A su vez, la victoria ofrece a la Real Sociedad una mínima posibilidad aún de luchar por la Liga Europa y le otorga la permanencia de forma virtual.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dominic Thiem sucede a Nadal en el trono del Torneo Conde de Godó

El brasileño Willian Jose, de penalti , y Mikel Oyarzabal firmaron la derrota del bloque de José Bordalás, que reclamó una pena máxima sobre Jaime Mata y tan solo pudo acortar distancias al final por medio de Samu Saiz.

Al margen del valioso triunfo del Girona y del Rayo Vallecano, la lucha por la permanencia se centró este domingo en La Cerámica. Pudo zanjar la salvación el Villarreal con la diana de Pablo Fornals a la media hora, pero el argentino Chimmy Ávila, con un buen remate, firmó las tablas para un Huesca que se queda a ocho puntos de la luz con nueve por disputarse.
 

TAGS EN ESTA NOTA: