Un saldo de 39 personas muertas dejó un accidente registrado en la base militar de Jmeimim, localizada al oeste de Siria. A bordo de la aeronave An-26, viajaban 33 personas y 6 miembros de la tripulación.

A través de un comunicado, se informó que los occisos pertenecían a las Fuerzas Armadas de Rusia, entre los que se encuentra un general mayor, oficiales, alféreces y soldados contratados.

"El avión chocó contra la tierra cuando le quedaban 500 metros hasta la pista de aterrizaje […] La causa de la catástrofe aérea, según la información preliminar, pudo haber sido un fallo técnico", informó la Defensa rusa.

El accidente, mismo que ocurrido alrededor de las 3 e la tarde, hora de Moscú, no se debió a un ataque, según los primeros reportes. No obstante, el Ministerio de Defensa investigará todas las causas posibles que lo originaros.

TAGS EN ESTA NOTA: