compartir en:

A sólo dos días de su jubilación, Andrew McCabe, fue despedido como subdirector del FBI y de inmediato criticó la decisión al asegurar que era uno de los objetivos de la guerra que emprende el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra el FBI.

Jeff Sessions, quien funge como secretario de Justicia de Estados Unidos, argumentó que el despido de McCabe se debió a una serie de actos de indisciplina. "El FBI espera que todos sus empleados se adhieran a los más altos estándares de honestidad, integridad y responsabilidad”, indicó en un comunicado.

TE PUEDE INTERESAR: TRUMP SUPERVISA EL MURO FROTERIZO DE FORMA PRESENCIAL

Funcionarios de disciplina del FBI fueron quienes recomendaron el despido del exsubdirector. En los próximos días se espera que la organismo de justicia de Estados Unidos entregue un informe en el que justificaría que McCabe filtró información a medios de comunicación.

El despido fue celebrado por Trump mediante un mensaje en Twitter: “Andrew McCabe, despedido, un gran día para los hombres y mujeres que trabajan duro en el FBI, un gran día para la democracia. Sabía las mentiras y corrupción que pasaba en los niveles más altos del FBI”.

McCabe afirmó que su credibilidad fue dañada casi un año después del polémico despido del exdirector del FBI, James Comey, una persona allegada a McCabe y pilar en las investigaciones sobre la intervención rusa durante las elecciones de las cuales salió ganador Trump.

"Esto forma parte de la guerra en marcha de este gobierno contra el FBI y contra los esfuerzos de la investigación del fiscal especial, que continúa hasta hoy”, se defendió McCabe, quien guardó registros de sus conversaciones con Trump, las cuales ya forman ahora parte de las dichas investigaciones.

TAGS EN ESTA NOTA: