compartir en:

Cuando uno piensa en boxeo, es habitual que le venga en mente el nombre de Floyd Mayweather Jr, seguramente la figura internacional de la que más se habla en los medios de comunicación de medio mundo. Son especialmente conocidos sus combates con otros boxeadores como Manny Pacquiao o Conor McGregor, pero a muchos se les olvida que antes de ellos fue el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez quien se atrevió con el deportista invicto en uno de los duelos más vistos de la historia.

Pocos expertos ponen en cuestión que el “Canelo”, conocido por su excelente contragolpe, es el mejor boxeador de su generación. A sus 28 años, el nacido en Jalisco es el actual campeón en peso mediano de las principales competiciones de esta disciplina: WBA, WBC y The Ring. Ya lo fue anteriormente en la categoría peso superwélter. Tras unos meses de retirada obligada, regresó al cuadrilátero este septiembre y ahora se prepara para su encuentro con otro grande.

El próximo 15 de diciembre, se celebrará finalmente el esperadísimo duelo entre el “Canelo” y Rocky Fielding, un boxeador profesional nacido en Liverpool que finalizó como campeón regular en peso supermediano de la última WBA. La pelea tendrá lugar en el histórico recinto de Madison Square Garden en Nueva York durante el campeonato mundial supermediano que organiza la Asociación Mundial de Boxeo. Como no podía ser de otra manera, el duelo se retransmitirá en vivo por televisión.

De ganar, el mexicano igualaría a otros compatriotas como Julio César Chávez, Marco Antonio Barrera y Juan Manuel Márquez en conseguir tres títulos mundiales en diferentes divisiones de peso. En el caso del “Canelo”, estas serían peso superwélter, peso mediano y peso supermediano. Para ello, lleva ya tiempo preparándose con una rutina de ejercicios muy exigente, que no ha dudado en compartir con toda la comunidad de Instagram.

El de San Agustín se ha convertido en todo un personaje mediático en su país. Esto ha sido posible, por un lado, gracias a su historia personal de superación. El deportista pasó de ser el niño “raro” de la clase -por ser pelirrojo y tener la piel clara- y de vender helados a ser posiblemente el deportista mejor pagado del mundo, ya que se espera que el púgil consiga unos 365 millones de dólares por 11 combates que se disputarán a lo largo del próximo lustro.

Su atractivo físico y su historial romántico también han captado la atención de los medios, y su fama ha ayudado a que el boxeo recupere la popularidad que había perdido en los últimos tiempos. Sus 4 millones de seguidores en Instagram y muchos millones más seguirán con mucha emoción el duelo de este mes de diciembre. De no conseguir la victoria, el “Canelo” perdería una gran oportunidad para demostrar por qué es el mejor, aunque de oportunidades a buen seguro que no le van a faltar en los próximos años.

TAGS EN ESTA NOTA: