CIUDAD DE MÉXICO.- La industria del futbol necesita recuperarse de las pérdidas económicas provocadas por la pandemia del nuevo coronavirus, pero en México la situación se mantiene alarmante y volver a las canchas pondrá en riesgo la salud de los involucrados.

Este sábado, Cruz Azul reportó ocho nuevos positivos de Covid-19, sumados a los dos que ya se conocían de Jonathan ‘Cabecita’ Rodríguez y Rafael Baca, además, 14 jugadoras del equipo femenil también están en la lista. Todos los casos son asintomáticos.

Los contagios siguen al alza en el país, que se encuentra en el séptimo lugar de muertes en el mundo, con 26 mil 648 fallecidos, muy cerca de los 28 mil 343 reportados por España.

De acuerdo a un estudio realizado por el sitio deportivo ‘El Míster’, con la cancelación del torneo Clausura 2020, la Liga MX perdió alrededor de 3 mil 943 millones de pesos, mientras que el saldo del deporte mexicano asciende a 6 mil 649 millones de pesos.

Aunque la reanudación de la actividad deportiva será a puerta cerrada, al futbol le urge volver y más allá de que la fecha de inicio del Apertura 2020 está marcada para el 24 de julio, los equipos y la televisión buscan recuperarse y se inventaron una pretemporada en la que participarán ocho clubes, en dos sedes, que si bien servirá como prueba para las autoridades, también pondrá en peligro a futbolistas, cuerpo técnico, árbitros y staff.

Copa por México es una prueba de fuego para el regreso del futbol

En La Máquina no piensan renunciar al torneo y suplirán la baja de los celestes positivos con Covid-19, con jugadores Sub-20.

La honestidad de los equipos que participarán en la Copa por México está en juego, porque en cinco de los clubes hay casos positivos, entre ellos Pumas y Toluca, que tienen la obligación moral de reportar si se presentan más contagios en sus filas, porque se debe priorizar la salud, por encima del negocio, y tanto la Federación Mexicana de Futbol como las autoridades sanitarias deberán vigilar que los protocolos se cumplan.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: