Criptoactivo o criptomoneda: ¿Cuál es la diferencia?

criptoactivo criptomoneda Moris Beracha

Por Moris Beracha

Constantemente me preguntan sobre cuál es la diferencia entre un criptoactivo y una criptomoneda. La verdad es que existen diferencias bien marcadas y otras que no lo son tanto, pero lo primero que se tiene que tener en cuenta es que el Bitcoin es el único criptoactivo reconocido como un commodity. Es, en sí, una emisión sin emisor. 

Desde el punto de vista técnico, los criptoactivos son una categoría más amplia que las criptomonedas, pues toma en cuenta las representaciones digitales de valor. Son un conjunto de activos que se crean por medio de la criptografía. 

Las criptomonedas son una subcategoría específica de criptoactivos que funcionan como un medio de intercambio y también utilizan la criptografía para garantizar la seguridad de las transacciones, pero al mismo tiempo para controlar la creación de nuevas unidades. 

Es importante saber que las criptomonedas no están respaldadas por activos físicos ni por gobiernos, y su valor se deriva principalmente de la confianza y la demanda del mercado.

Para hacerlo más claro, cuando hablamos de criptomonedas debemos imaginar que son acciones no registradas con los legisladores, aunque no están exentas de estar sujetas a ciertas regulaciones.

Para que se produzcan los bitcoins existe un protocolo denominado Proof of work (POW), que en español significa “prueba de trabajo”. Asimismo, debes invertir dinero en energía y en capacidad de cómputo. El Bitcoin, por ejemplo, es el único criptoactivo finito. 

En el mercado igualmente encontramos los llamados tokens como los de utilidad, que se usan para tener acceso a un producto o servicio específico dentro de una plataforma. 

También están los tokens de seguridad que son criptoactivos que representan una participación en una empresa o un activo subyacente como podrían ser acciones, bonos o bienes raíces. 

Además, existen los tokens no fungibles (NFT), que son los criptoactivos únicos e indivisibles que se utilizan para representar la propiedad de un objeto digital, como una obra de arte o un artículo de colección.