compartir en:

Hawk-Eye ha sido la empresa elegida para sustituir a Mediapro como nueva proveedora del sistema de videoarbitraje en los partidos de Primera y Segunda División en España durante la temporada 2019/2020.

Lo cierto es que esta decisión no ha sentado nada bien a los de Mediapro y ha levantado sus sospechas, y es que su tecnología apenas dio problemas durante la pasada temporada, únicamente hubo polémica en torno a varios fuera de juego y algún caso aislado.

Por el contrario, la tecnología de Hawk-Eye Innovations Limited ha dado mucho de qué hablar y no precisamente para bien, ya que a pesar de que funcionó muy bien durante el Mundial de Rusia 2018, ha tenido numerosos fallos en diversas competiciones africanas y europeas.

Hawk-Eye llega a España rodeada de una gran polémica

El sistema de videoarbitraje de Hawk-Eye Innovations Limited, compañía del Grupo Sony, ya había sido puesto en entredicho en su debut, lo cual tuvo lugar en Alemania en la temporada 2017/2018, y es que en varias ocasiones no se podían ver las repeticiones en el monitor y se perdía la comunicación con los árbitros.

Fueron muchos los que sufrieron debido a la instauración de esta tecnología en los octavos de final de la UEFA Champions League. Por ejemplo, el árbitro encargado de dirigir el partido disputado entre el Schalke y el Manchester City señaló penalti por una supuesta mano de Otamendi, una jugada que ni siquiera pudo revisar porque el monitor no funcionaba, por lo que tuvo que dejarse guiar por las indicaciones de sus compañeros en el VAR.

Por otra parte, la Premier League rechazó en un principio el uso del sistema del videoarbitraje durante la pasada temporada debido a las fallidas pruebas en la FA Cup y la Carabao Cup, competiciones que tampoco han estado exentas de polémica.

El nuevo sistema de videoarbitraje que se implementará en España esta temporada también ha causado bastantes problemas en Australia. De hecho, muchos aficionados vieron como las casas de apuestas les devolvían el dinero de sus apuestas deportivas a causa de un gol ilegal, el cual fue muy claro para todos menos para el VAR.

La Real Federación Española intenta despejar todas las dudas

Muchos han dudado de la transparencia del concurso llevado a cabo por la Real Federación Española de Fútbol, en especial Mediapro. No obstante, este organismo ha asegurado que no existe ninguna irregularidad en torno a esta decisión y que se han tenido en cuenta unas requisiciones técnicas muy exigentes y exhaustivas.

A Mediapro no le han convencido estas explicaciones, por lo que ha decidido impugnar el concurso en el Juzgado de lo Mercantil. La empresa española ha indicado que este se ha basado en criterios subjetivos y también que su oferta era casi un millón de euros más barata que la de Hawk-Eye. No obstante, algunas fuentes aseguran que Hawk-Eye ha sido la elegida porque no se tenía tan en cuenta la oferta económica como la experiencia.

TAGS EN ESTA NOTA: