Por: Jania N. Pereyra Carrillo

El ser experimenta una condición etérea que vuelve insoportable la solidez de la realidad; Encontró, entre sus muchas búsquedas de sentido, una existencia diferente, líquida, ligera y aun así asfixiante. 

La experiencia de vivir depende entonces del peso que  provocan las relaciones, de amistad y enamoramiento, porque esas experiencias brindan suficientes sensaciones para mantener la condición humana del hombre, que se encontraba perdido en sí mismo y flotaba en un limbo de simulacros; necesita entonces que la gravedad de las efectos lo mantenga no sólo en la tierra, sino que le brinde significado a la existencia. 

Kundera replantea el ciclo sin fin, concepto de Nietzsche; enfrenta esta idea con la casualidad, como si esta supusiera una apertura de oportunidades, con autonomía de decidir y no sólo de hacer lo que ya se tenía destinado, un escape adornado del retorno infinito. Esta autonomía  otorga al ser humano libertad, pero también peso sobre algunas de las decisiones que decide nombrar o no posibilidad. 

Aparece Edipo con la idea del ser humano como victima de su destino, ¿Entonces podríamos hablar de casualidades? ¿O simplemente nombramos así nuestras acciones porque no queremos asumir la pesada carga de nuestras decisiones?

Los personajes representan un mal equilibrio entre levedad y peso, y encuentran a mi parecer pesos ligeros que mantienen su endeble existencia. Insisten en sobreponer su conducta, ponderando sus vivencias y necesidades personales sobre los demás; se aferran al peso que los somete, que puede ser de acuerdo a cada uno, el amor, la traición, la verdad o la mentira.

El contexto de la obra permite hacer visible los principales conflictos de los personajes, que leves o pesados son reflejo de una realidad posmoderna en constante conflicto con intereses sociales que prefiere interiorizar. La liberación política de Praga no es sólo un contexto histórico sino una lucha por la identidad entre alma y cuerpo,  como agentes ajenos luchando por el control del ser. 

La insoportable levedad del ser expone la volatilidad de la existencia, en el juego del proceso de individualización. La búsqueda del peso o de los puntos de referencia gravitatorios es una de las metáforas que indican la necesidad de sentirnos en sociedad, seres en colectividad ante el desgaste de los lazos sociales comunitarios. 

El yo tiene una serie de expectativas; la felicidad se logra sólo cuando todas las expectativas del yo hallan conciencia con todas las circunstancias que le rodean, Entonces ¿Qué fuerza debe ejercer el mismo efecto de la gravedad? ¿O que nos permite estar ligeros sin culpa? ¿Es entonces la Posmodernidad la respuesta para nuestros problemas existenciales?

Acerca del Autor:

Escritor checo nacionalizado francés de amplísima proyección y fama internacional. Sus novelas se sitúan a medio camino entre la ficción y el ensayo, y hacen uso frecuente de la ironía, la presencia de diversas voces narrativas, la confusión entre elementos reales y ficticios y la digresión. En ellas el autor se enfrenta a sus propios fantasmas personales, el totalitarismo y el exilio, al tiempo que ahonda en los grades temas de la libertad y la eticidad desde un profundo desengaño, a veces difícil de percibir tras su estilo aparentemente ligero y amable.

Bibliografía: 

Kundera, M. (2008). La Insoportale Levedad del Ser . TusQuets Editores.

Insoportable

Imagen de jania.pereyra

jania.pereyra

Soy Jania Pereyra, tengo 22 años y soy egresada de la carrera de Comunicación por la UNAM. Amante de los libros, las carreras de medio fondo y los dulces. Todo lo que poseo son perros latosos, que me hacen muy feliz. Fan de las buenas historias, de todo lo que pueda enriquecerme y me ayude a despejar la mente de la rutina. No me gusta manejar y levantarme temprano los fines de semana. Hace muy poco descubrí que, además de leer, me encanta escribir; ahora es mi turno de contar historias y hacer nuevos viajes desde mi pluma.

Importante: Este contenido es responsabilidad de quien lo escribe, no refleja la línea editorial del Diario de México