AGUASCALIENTES.- La capacidad para seleccionar jugadores talentosos a un precio económico y llevarlos a sus filas para en el corto venderlos con ganancias millonarias es el sello del Necaxa, que en este mercado de fichajes está cerca de cerrar el trato por la carta de Mauro Quiroga.

El delantero argentino fue campeón de goleo con los Rayos en su primer torneo y en total ha marcado 18 anotaciones en la Liga MX, y aunque su sueño era ser transferido al América, su destino será Atlético San Luis, que pagará 4 millones de dólares por sus servicios, además, la negociación incluye al español Unai Bilbao.

La estrategia del club se basa en el seguimiento a las ligas sudamericanas, para conseguir jugadores jóvenes a precios accesibles, que sean útiles para el plantel, pero con opciones para ser vendidos a corto plazo, lo que a los hidrocálidos les ha redituado ganancias por alrededor de 50 millones de dólares.

Necaxa, la mina de oro del futbol mexicano
FOTO: CLUBNECAXA

Necaxa dominó el futbol mexicano en la década de los 90, con cinco finales disputadas, donde ganó los únicos tres campeonatos de la era moderna, en 2002 llegó por última vez al partido por el título.

Tras pasar algunos años en la Liga de Ascenso, desde el Apertura 2016 se ha mantenido en Primera División, y en el Clausura 2018 conquistó la Copa MX, sin embargo, los trofeos han dejado de ser la prioridad, para convertirse en un club vendedor.

La nueva faceta de los Rayos comenzó en 2017 con la venta del chileno Edson Puch al Pachuca por 8 millones de dólares, donde obtuvo siete millones de ganancia.

Cruz Azul ha sido un buen cliente para los hidrocálidos al llevarse a Igor Lichnovsky y a Roberto Alvarado, pero el mejor comprador ha sido Chivas, luego de que en 2018 fichó a Dieter Villalpando, y un año después a Cristian Calderón, Jesús Angulo y Alexis Peña.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: