CIUDAD DE MÉXICO.- La novela de Renato Ibarra tiene nuevos capítulos y a falta de exámenes médicos y a que se realice el anuncio oficial, el ecuatoriano dejará al América para irse al Atlas a préstamo por un año con opción a compra.

Luego de que en la semana utilizara sus redes sociales para disculparse por los actos violentos de marzo, donde agredió a su esposa embarazada, el delantero se perfilaba para recibir una segunda oportunidad en las Águilas, que, de acuerdo a declaraciones de Miguel Herrera, no estaban en la disposición de perder un activo del club.

La decisión fue reprobada por un sector de la afición y el Coapa rectificaron y de acuerdo a información de ESPN le negaron el perdón, por lo que buscaron acomodar al sudamericano, pero no encontraban una opción hasta que los Rojinegros aceptaron llevárselo a préstamo.

Atlas es manejado por el Grupo Orlegi y ahora América le deberá un favor a Alejandro Irarragorri, directivo que ha aumentado su poder en el futbol mexicano.

JLR

TAGS EN ESTA NOTA: