compartir en:

Bouthaina Shaaban, asesora del presidente sirio Bashar al-Assad, aseguró que los misiles estadunidenses con los que fue atacado su país no son precisos ni inteligentes, como había dicho el jefe Estado Donald Trump.  

Informó que el ataque que sufrió Siria el sábado pasado sólo evidenció que las defensas sirias son más inteligentes que las armas del presidente estadunidense Trump, ya que la mayoría de los misiles fueron interceptados.  

NOTA RELACIONADA: Vladimir Putin condena acción militar en Siria

Shaaban denunció que el ataque militar, dirigido por Estados Unidos, no destruyó instalaciones de producción de armas químicas; si no el Centro de Ciencia e Investigación, lugar al que acudían estudiantes y recibían conocimientos únicos.  

Explicó que el único objetivo del ataque es el deseo de Israel y Trump, de mantener a Siria lejos de la ciencia y el conocimiento.  

NOTA RELACIONADA: Siria es atacada por EU, Francia y Reino Unido

Por su parte la primera ministra británica, Theresa May, se presentó ante el parlamento de Westminster para explicar la participación de Reino Unido en el ataque contra Siria.  

Jeremy Corbyn, líder del opositor Partido Laborista, cuestionó la legalidad del operativo militar y acusó a May de obedecer al presidente de Estados Unidos, asegurando que el gobierno británico sólo debe obedecer la voluntad del parlamento.  

Ante el cuestionamiento la primera ministra contestó que el ataque obedeció los intereses de Reino Unido y aclaró que no fue una orden de Trump.  

"No estamos siguiendo órdenes de Estados Unidos. Lo hicimos por nuestro interés nacional... No podemos permitir que el uso de armas químicas se normalice, ni en Siria, ni en las calles de Gran Bretaña”. 

NOTA RELACIONADA: Presidente francés aseguró que el ataque a Siria fue todo un éxito y criticó a Rusia

Sin embargo, Corbyn reclamó que no se había consultado al parlamento para formar parte de la decisión sobre la ofensiva militar, asegurando que era la acción correcta y recordó que la António Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), pidió moderación y respeto por las normas internacionales.  

May respondió que se tienen todas las pruebas que acusan al gobierno de Bashar al Assad de usar armas químicas en contra de la población.  

Estados Unidos, Francia y Reino Unido atacaron Siria el pasado sábado, con el fin de destruir tres objetivos que supuestamente eran sitios de producción y tratamiento de armas químicas.   

 
 

 

TAGS EN ESTA NOTA: