compartir en:

Donald Trump solicitó al Congreso mil 600 millones de dólares para edificar un muro en la frontera con México para el año fiscal 2019, el cual comienza el primero de octubre de este año.

La petición forma parte del presupuesto de seguridad interna, el cual consta de 47. 5 ml millones de dólares, 7% arriba de lo que se concedió para este año.

Cabe destacar que los fondos solicitados para el muro sólo serán para dividir la frontera en Valle del Río Grande en Texas; aparte se tienen contemplados otros 1.75 mil millones de dólares para la instalación de una barda en San Diego.

NOTA RELACIONADA: Comienza Senado de EU debate sobre situación de los "dreamers"

El objetivo de Trump es conseguir cerca de 18 mil millones de dólares para construir un muro de mil 155 kilómetros a lo largo de la frontera con México.

El presidente Trump ya había pedido fondos para la construcción del muro, el cual no fue aprobado para el ejercicio fiscal de 2018; sin embargo, ha advertido que si no se mete a discusión para el 2019, no habrá negociación en el tema de los “dreamers”.

Entre las peticiones de Trump se encuentran 2.8 mil millones de dólares para 52 mil camas de detención, 571 millones de dólares para dos mil agentes adicionales y mil 312 elementos de apoyo, 511 millones de dólares para transportación de inmigrantes detenidos, 383 millones de dólares para FLETC, el centro de entrenamiento de agentes de la policía.

También solicitó cerca de 223 millones de dólares en infraestructura, 211 millones de dólares para el reclutamiento y contratación de 750 agentes de la Patrulla, 184 millones de dólares para mecanismos alternativos de detención migratoria, 131 millones de dólares para modernizar el programa E-Verify, que permite a los empleadores verificar en tiempo real la elegibilidad laboral de solicitantes de empleo.

INTERNAN A NUERA DE TRUMP

Esta mañana, Vanessa, esposa de Donald Trum Jr. fue hospitalizada luego de que abrió una carta dirigida a su esposo y contenía polvo blanco, aún sin identificar.

De acuerdo con medios locales los exámenes que le realizaron detectaron que la sustancia no era nociva; sin embargo, por protocolo sigue hospitalizada.

Al igual que Vanessa, su madre y otra persona más fueron llevadas al New York- Presbyterian/Weill Cornell Medical Center, para realizar un diagnóstico más atinado, pero hasta ahora no ha transcendido que se trate de una sustancia peligrosa como ántrax o carbunco.