compartir en:

Nicholas Garaufis, juez federal del distrito Este de Nueva York, ordenó al gobierno de Trump a mantener el DACA, ya que no ofrecieron razones legales para poder concluir con el programa, el cual beneficia a más de 700 mil jóvenes inmigrantes.

El juez dio la sentencia para que los estudiantes permanezcan incluso después del 5 de marzo, fecha límite para que el Gobierno determine si los jóvenes seguirán siendo protegidos por el Estado.

NOTA RELACIONADA: Celebra Trump aprobación del presupuesto; dejan fuera a "dreamers"

Garaufis detalló que el gobierno estadounidense tiene jurisprudencia en poder terminar con el programa que inició el expresidente Barack Obama; sin embargo, consideró que las razones que pusieron son “arbitrarias”.

Pese a que esta decisión beneficia a quienes quieran renovar el permiso, no es así para los jóvenes que apenas deseen inscribirse y recibir los beneficios.

“La pregunta ante el tribunal no es si los demandados podrían terminar el programa DACA, sino si ofrecieron razones legalmente adecuadas para hacerlo. Sobre la base de su revisión del expediente que tiene ante sí, el tribunal concluye que los acusados no lo han hecho”, afirmó Garaufis.

El juez federal explicó que la falla principal del gobierno de Trump es que sus argumentos se basaron en que el DACA es ilegal.

GOBIERNO DE TRUMP A LA ESPERA

Por su parte, el vocero del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Devin O'Malley, afirmó que su dependencia “continuará defendiendo enérgicamente esta posición, y espera reivindicar su posición en futuros litigios”.

NOTA RELACIONADA: Comienza Senado de EU debate sobre situación de los "dreamers"

De igual manera están a la espera de que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos acepte la apelación que interpuso el gobierno para erradicar el DACA en el estado de California.

Por su parte, el Congreso de Estados Unidos discutirá la reforma migratoria, en donde se busca beneficiar a más de 1.8 millones de “dreamers”; sin embargo, los republicanos han puesto como parte de la negociación que se autoricen recursos para el muro fronterizo entre México y Estados Unidos.

La decisión del juez federal de Nueva York se basa en la demanda que interpuso Matín Batalla, quien fue respaldado por grupos civiles y 17 procuradores estatales, entre los que destaca Eric Schneirderman.

“Los tribunales federales de costa a costa han ya revisado el caso y llegado a la misma conclusión: la decisión del presidente Trump de rescindir DACA fue ilegal”, aseguró Schneiderman.

El procurador indicó que aunque queda aún mucho trabajo por hacer parar proteger “a los millones de familias, negocios, hospitales y universidades estadunidenses que dependen de 'dreamers' todos los días para tener éxito, hoy es un importante paso adelante en esa lucha”.