Cómo invertimos las mujeres

Monedero con dinero

Por Edith Esquivel

¿Quién invierte más, los hombres o las mujeres?

Según una encuesta de Forbes, en México, 70% de las cuentas de inversión son de hombres, y 30% de mujeres, pero en el caso del ahorro, el 60% son mujeres y el 40% son hombres. 

Sin embargo, según estudios de otros países, las mujeres y los hombres invierten en números similares cuando se compara a mujeres y hombres con los mismos ingresos.

Entonces, podría surgir la pregunta: ¿Quién invierte mejor, los hombres o las mujeres? 

Pero antes de responder, te invito a inscribirte en mi lista de envío. Recibe directamente en tu correo mi artículo sobre finanzas personales del mes. Puedes darte de baja cuando lo desees. Después de inscribirte, no olvides dar clic en el correo de confirmación que llegará a tu bandeja de entrada.

https://sendfox.com/monederocondinero

Te hablaré de mi experiencia en las mentorías financieras que imparto. Normalmente las mujeres llegan conmigo habiendo amasado una cantidad considerable, pero la tienen en pagarés bancarios o atorada en terrenos que no les generan flujo de efectivo. En teoría, con armarles un plan de inversión sería suficiente, pero no siempre es tan simple, porque invertir es verbo, no sustantivo. No puedes pasar de cero a inversionista experto en un día. Primero es necesario empaparse más del tema de inversiones y también trabajar psicológicamente la aversión al riesgo. 

Con los hombres suelo tener el problema opuesto. Para cuando llegan conmigo ya se los tasajearon mil tiburones financieros. Tienen mordisqueado su patrimonio con PPRs inadecuados, seguros dotales (que siempre son inadecuados), créditos hipotecarios innecesarios, pérdidas en trading o peer to peer lending, acciones de negocios individuales de alto riesgo, bitcoin, etc. 

Primero les pido que investiguen a fondo sus productos financieros porque normalmente no los conocen bien. Luego nos ponemos a desenredar la madeja y por desgracia hay muchos mordiscos incurables y con los que tendrán que aprender a vivir. Yo les puedo trazar su plan de inversión, pero el reto es que lo sigan sin caer en la tentación de creer en una inversión mágica más. Me cuesta trabajo convencerlos de que solo incurran en los riesgos necesarios. 

Y aunque puede parecer que incurrir en demasiados riesgos es un problema mayor que arriesgar poco, la aversión al riesgo de las mujeres nos cuesta mucho y es el mayor reto a superar. 

Qué es la aversión al riesgo 
La aversión al riesgo es un fenómeno donde un individuo percibe una pérdida potencial o real como más psicológica o emocionalmente severa que el disfrute obtenido por una ganancia equivalente. 

Lo curioso es que, en muchas ocasiones, la aversión al riesgo aumenta la probabilidad o severidad de las pérdidas. Por ejemplo: si dejas tu dinero en el banco tendrás las pérdidas aseguradas debido a la inflación. El mayor problema lo tendrás con las metas a largo plazo, como el retiro; la aversión al riesgo puede ser el factor determinante de nunca lograrlas, como te explico en este artículo

La aversión al riesgo de las mujeres tiene muchas causas. Algunas de ellas son: 
a)    La razón biológica – En hombres y mujeres por igual existe la aversión al riesgo, pero en varios estudios se ha encontrado que las mujeres solemos experimentar emociones negativas con más intensidad y frecuencia que los hombres. Esto podría significar que las mujeres sentimos las pérdidas con más intensidad, y por eso las evitamos más.

Solución: Conocer a fondo sobre inversiones nos ayuda a dimensionar los verdaderos riesgos de invertir y también los de no invertir. Este conocimiento ayuda a tomar decisiones más sabias. 

b)    La diferencia en el ingreso – Las mujeres que invierten tienen menos dinero en sus cuentas. En México hay una brecha salarial puede ser de 13% o 30%, depende de cómo se mida, entre hombres y mujeres. La brecha es un hecho y un factor determinante. Si tú vives con 100 y ganas 113 pesos, quizás te sea más fácil apartar 13 para invertir. Si vives con 100 y ganas 100, te costará más trabajo apartar algo para invertir, y por tener poco para invertir, estarás menos inclinada a arriesgarlo. El dinero no tiene un valor psicológico absoluto. Depende de las circunstancias de la persona. Entre menos dinero tienes, menos estás dispuesto a arriesgar.

Cuando se trata de proponer políticas públicas, está bien centrarnos en las injusticias, pero en el ámbito privado, hacer origami con tu papel de víctima te hace perder el control sobre tu situación. Para mitigar en lo posible la desigualdad de ingreso entre los sexos, comprendamos un poco su naturaleza multifactorial. 

Por ejemplo, los hombres que trabajan con Uber ganan 7% más que las mujeres. Al estudiar las causas con los datos precisos de la plataforma, se encontró lo siguiente: 

  • La experiencia impacta el ingreso, y las mujeres renuncian más a menudo, lo cual les impide trabajar el suficiente tiempo como para optimizar su ingreso. 
  • Los hombres conducen más rápido. 
  • Los hombres aceptan lugares y horarios mejor pagados. Quizás debido a la sensación de seguridad de las mujeres en ciertos barrios o por la noche. 

Otro dato interesante es que la brecha salarial medida en E.U. es de 16%, pero las mujeres lesbianas ganan 9% más que las heterosexuales, y los hombres homosexuales ganan 11% menos que los hombres heterosexuales. 

Las razones pueden ser muchas: las lesbianas no tienen embarazos no planeados. 

Si sus madres les dicen que no estudien porque un hombre las mantendrá en el futuro, ellas no las escuchan. Y el tipo de profesiones que eligen los hombres heterosexuales y las lesbianas suelen ser mejor pagadas. 

Solución: Buscar especializarnos en las áreas mejor pagadas de las disciplinas que nos interesan, evitar embarazos no planeados, y aumentar nuestro índice de ahorro. 

El efecto de la maternidad – Un impacto innegable en el riesgo del inversionista es tener a un mini-humano dependiente. Además de los gastos adicionales que implica tener hijos, el ingreso de las mujeres es impactado negativamente. Por cada hijo, su ingreso se reduce un 4%. Hay estudios que revelan una reducción en el ingreso femenino a largo plazo mucho más acentuada, como puede verse en la tabla a continuación. Esta mezcla de menos ingresos y más gastos nos hace ser más cautelosas. 

Primer hijo

c)    Solución: Elegir la maternidad armada con un buen colchón para emergencias, y haciendo equipo con una pareja comprometida y consciente de la gran responsabilidad que implica tener un hijo. 


d)    Menos confianza en su papel de inversionistas – En las encuestas, las mujeres afirman tener menos conocimientos financieros que los hombres. Y, de hecho, en las pruebas de conocimientos financieros, las mujeres suelen tener calificaciones más bajas que los hombres. 

Pero saber poco de inversiones y saber que sabes poco es muy bueno. La menor confianza nos ayuda a evitar las costosas consecuencias de la sobreconfianza, que es más común en los hombres reprobados en las pruebas de alfabetización financiera. Por ejemplo, los inversionistas de criptomonedas tienden a ser hombres con niveles bajos de alfabetización financiera. 

Solución: Aumentar nuestros conocimientos de finanzas e inversiones, a sabiendas de que las mujeres, cuando invertimos, lo hacemos mejor porque: 

  • Somos menos impulsivas – no nos dejamos llevar por modas. Además, somos mejores manteniendo la calma ante la volatilidad. 
  • Invertimos más en fondos diversificados – esto protege nuestro dinero ante los vaivenes del mercado. 
  • Nos fijamos más en las comisiones – Las mujeres cambian de asesor financiero más y se fijan más en las comisiones o en las tasas de interés bajas cuando invierten. 
  • Le damos prioridad a la seguridad a largo plazo – No solo nos importan las ganancias a corto plazo. Los estudios reflejan que cuando invertimos, las mujeres tenemos mayores retornos ajustados al riesgo en nuestras inversiones. Por ejemplo, en la tabla siguiente se puede apreciar que las cuentas que más rendimientos históricos generan son las cuentas de pareja lideradas por una mujer. 

 

FUENTE: WELLS FARGO (1/2016 - 12/2020)
Fuente: WELLS FARGO (1/2016 - 12/2020)

 

Conclusión
En un estudio de 2015 se encontró que cuando las mujeres tienen los mismos niveles de conocimientos financieros que los hombres, ambos sexos invierten con niveles de riesgo similares, con sutiles diferencias que reflejan una mayor comprensión de la impredecibilidad de los mercados financieros por parte de las mujeres, es decir, con niveles de confianza más ajustados a la realidad de los mercados.  

Entonces, para las mujeres, el mejor consejo es aumentar nuestra cultura financiera, ya que estos conocimientos son lo único que nos falta para que tomemos las decisiones de inversión de calidad que estamos destinadas a tomar. Esto es especialmente importante porque: 

  • Vivimos más – si vives más, necesitarás más dinero para el retiro. Ese dinero adicional puede lograrse invirtiendo mejor. Las cifras muestran que hay más mujeres que hombres en la pobreza durante la vejez. 
  • Tener más conocimientos financieros y más independencia financiera reducen tus probabilidades de ser víctima de violencia intrafamiliar.
  • Aprender más sobre finanzas te da mayor confianza en ti misma y te hace sentir más en control de tu dinero y tu tiempo. 
  • Si eres parte de una pareja, invertir juntos puede unirlos. Los hombres pueden aprender mucho de nosotras y nosotras podemos aprender a arriesgar un poco más como los hombres. 

Si te he convencido, recuerda que la cultura financiera no es gratis: es necesario invertir 
tiempo en ella. Una forma de seguir aumentando tu cultura financiera es suscribirte a mi blog de finanzas personales. Te llegará un artículo a tu correo cada mes:
https://sendfox.com/monederocondinero

El tiempo que le dediques a saber usar el dinero te dará muchos beneficios y satisfacción en el futuro: te lo garantizo. 

Por eso también te invito a suscribirte a nuestro nuevo canal de finanzas personales de YouTube Dinerito habla, donde en compañía de mi gran amiga Rocío, y bajo la dirección y producción de nuestro querido Andrew, platicamos sobre todo lo que necesitas saber de dinero para lograr, de una vez por todas, dejar de preocuparte por él. 

Dinerito habla

¡Estamos a nada de subir los primeros videos! ¡Suscríbete ahora para que seas de los primeros en disfrutarlos! Ha sido un canal creado con mucho cariño para que puedas aprender de finanzas aunque tengas poco tiempo. ¡Escúchanos mientras conduces o lavas los trastes! 

También puedes acceder a todos mis artículos sobre finanzas e inversiones aquí. O darte un chapuzón en mi archivo con nueve años de artículos sobre cultura financiera aquí.

Encuéntrame en Facebook: https://www.facebook.com/monederocondinero o en Twitter: https://twitter.com/medithie

Para agendar una mentoría financiera conmigo, da clic en:
https://calendly.com/dineritohabla/mentoria-financiera