Avenida Ámsterdam

Por Gerardo J. Levy

Decidí ir hacia el norte de la ciudad, sobre la ciclovía de Insurgentes. Era temprano, como las 7 de la mañana. Si viajas en bici, siempre hay que tener cuidado, entre otras cosas, de los taxistas y los vehículos lujosos. Ambos son iguales, ninguno respeta los semáforos, ni las reglas viales. Unos se sienten con poder y otros dueños de la calle: te avientan el carro, ocupan dos carriles, no respetan los semáforos ni a los peatones, mucho menos a las bicicletas… Franqueé el WTC, después Viaducto. Del lado derecho, la colonia Roma y el medio círculo de la Glorieta de Insurgentes. Atravesé la Zona Rosa del lado izquierdo, crucé Reforma. A la derecha observé de lejos el Monumento a la Revolución, me dirigí hacia él.

El Monumento a la Revolución se encuentra en la Plaza de la República, colonia Tabacalera. Mide 67 metros de altura, tiene 4 estatuas en sus cuatro pilares y siempre hay grupos políticos manifestándose en su explanada, así como muchos homeless. En sus inicios sería uno de los palacios legislativos más lujosos, pero las grandes sumas de dinero que requería su construcción, los hundimientos del subsuelo en la zona, el inicio del movimiento revolucionario en México y el final del Porfiriato, decidieron otra cosa.   https://ipstori.com/munchip/68

Edictos