Érase una vez en Rusia

Desde el 25 de noviembre del año en curso, Ucrania y Rusia (con Crimea de telón de fondo) acaparan nuevamente la atención mundial: ambos países se encuentran enfrascados en un nuevo conflicto que parece que nunca pondrá fin a las hostilidades entra países que antiguamente fueron aliados.

share

La ropa no significa nada

hasta que alguien vive en ella…”

 

Marc Jacobs– diseñador de moda.

 

Por Ricardo Córdova

 

share

En mi tercera juventud puedo confesar sin pena que si a algo le tengo miedo es a las alturas, a la alta velocidad, a chavorruquear y a que me digan ¡cállese viejo lesbiano! Pero a últimas fechas me he dado cuenta que también me da pavor que Irina me pida que arregle los desperfectos de la casa y se dé cuenta que no tengo ni peregrina idea de lo que me habla. Y no es que yo sea el hombre más inútil del mundo, pero en palabras de mi abuelita: “me falta ser más curioso”, puesto que (he de confesarlo) la mayor parte de mi vida he privilegiado mi comodidad y mi tiempo de ocio.

share

Soy un creyente de que no hay absolutos y que “en gustos se rompen géneros”.  Por eso no se prejuicien y éntrenle, pruébenle. Porque la cocina rusa es muy variada y rica en texturas, ingredientes y sabores. Y como bien decía el siempre querido y recordado chef Anthony Burdain: “La gastronomía habla de la riqueza cultural de un país”, por lo que no probar la comida local nos margina de conocer una parte fundamental de la cultura.

share

 

“Los mexicanos –sobre todo con los extranjeros- son re amables y muy amigables. Pero yo que te conozco y conozco a unos cuantos de tus paisanos, te puedo decir que detrás de esa buena onda, lo que se esconde son las ganas de compartir –la palabra adecuada sería aleccionar- con los foráneos su riquísima cultura e historia, sus hermosas y coloridas costumbres o su deliciosa comida, de las cuales ustedes, los mexicanos, están justificadamente muy, muy orgullosos. Que los extranjeros no valoren o desconozcan la riqueza de su cultura les genera cierta desazón. Pero a mí me gusta mucho que seas mexicano. Yo me siento orgullosa de que mi marido venga de un país con una cultura como la tuya. Pero que además hagan enojar todo el tiempo a los gringos eso me encanta”.

share

Para entender a los rusos primero hay que comprender primero la relación que tienen con sus gatos”, y aunque la idea generalizada que tenemos de los rusos es que son toscos, secos, antipáticos, un pelín groseros, fríos como el viento  peligrosos como el mar, la verdad es que ellos también tienen su corazoncito, el cual late al ritmo de los maullidos y ronroneos de sus amados micifuces.

share

¿Qué pasa por la cabeza de un chaval de apenas 18 años, que en lugar de vivir y elegir alguna de las múltiples posibilidades que le ofrece el mundo para cumplir los sueños propios de los chicos de su edad y prefiera llevar a cabo una espeluznante masacre que lo orilla a acabar inclusive con su propia vida?

share

"La principal diferencia entre rusos y mexicanos es muy simple: ustedes, los mexicanos, a pesar de las dificultades de la vida, son optimistas y confían en que Dios los asistirá. La verdad, es muy bueno que a pesar de la dura realidad, de las dificultades cotidianas ustedes aún crean que les va a ir mejor. Al menos ustedes tienen fe, los rusos ya no”

share

Existen tantos motivos para que una persona decida expatriarse como migrantes hay en el mundo. Algunos dejan su país por amor, otros porque obtuvieron una beca, algunos  más encontraron un mejor trabajo, no hay que dejar de mencionar a los que se fueron de “pata de perro” buscando aventuras lejos del terruño. Están los otros, esos indeseables que se fueron a escondidas después de haber desfalcado al erario público o los que de plano se mudaron a otro país porque su barrio los respaldó. También es necesario mencionar a los que se ven forzados a dejar su tierra desplazados por la violencia, la pobreza, el narco o las guerras. 

share

Yo no me convenzo que "por default", todos los hombres son gandallas ni que todas las mujeres están sometidas a la tiranía del pene, ni viceversa. En cambio, sí creo en el respeto a la individualidad y dignidad que cada persona merece sin importar su género o condición: grandotas y chiquitas; rusas y mexicanas; morenas, negras, amarillas o blancas; solteros o casados; jóvenes o ancianos, etc. Todos merecemos ser tratados con respeto, dignidad y equidad.Tarjeta conmemorativa del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

En contra de lo que muchos pueden suponer, rusos y mexicanos compartimos el gusto por la superchería, lo esotérico, lo sobrenatural y el pensamiento mágico. 

Es para celebrarse el anuncio que se dio hace unos días, después de la reunión que sostuvieron AMLO y el embajador de Rusia en México, Viktor V. Koronelli, específicamente sobre la iniciativa de suprimir el visado entre Rusia y México, el cual confío no tardará mucho en volverse realidad y que indudablemente multiplicará no solo el flujo de turistas entre ambos países, sino fomentará el acercamiento y conocimiento de ambos pueblos, que si bien es cierto nunca han podido considerarse grandes amigos, estoy convencido que este es el momento adecuado para comenzar a construir una relación sólida, tomando en consideración que después del Campeonato del Mundo ambos países –me consta- sienten una fascinación recíproca por su gente, su historia y su cultura.

 “Mi bisabuelo dice: tengo el deseo de comprar una casa, pero no tengo la posibilidad;

tengo la posibilidad de comprar una cabra, pero no tengo el deseo.

¡De modo que bebamos para que nuestros deseos coincidan con nuestras posibilidades!”.

 

Brindis tradicional ruso.

Por Ricardo Córdova

share

Por Ricardo Córdova

A Rusia no entenderás con la razón,

no la medirás en absoluto.

Hay algo propio en la percepción.

Debes confiar en Rusia y punto”.

Fyodor Tyutchev, poeta ruso.

I. Curiosidad por el país de los cosacos.